Homologación de suspensión

Homologación de suspensión, pasos a seguir.

Desde el 1 de enero del 2013 la normativa para la modificación de la ficha tecnica ha cambiado y es necesario tramitar la homologación de suspensión.

Hasta entonces se podia incluir en la ficha técnica cualquier suspensión deportiva que contase con certificado RIG, siglas de Reforma de Importancia Generalizada.

Esta RIG era tramitada por los fabricantes para un producto concreto pero válida para cualquier vehículo al que fuese destinado dicho producto.

Desde la fecha según el manual de reformas de la ITV, es necesario hacer un proyecto específico para cada vehículo.

Es algo absurdo que haya que pagar para hacer una homologación de un producto ya homologado , pues el certificado TUV es válido en casi toda Europa menos en España que está asi montado el “negocio”.

Segun el reglamento, cualquier modificación del sistema de suspensión necesita proyecto técnico.

Con sistema de suspensión se entiende todo aquel que sea susceptible de modificar la altura de origen del vehículo.

Es decir , muelles deportivos o suspensiones roscadas, pues los amortiguadores normales se consideran recambio de sustitución.

Por lo tanto si equipamos el vehículo con una suspensión deportiva deberemos legalizarlo en ficha técnica.

Para ello sólo hay dos formas:

1 –Acudir al fabricante del vehículo y pedir el certificado de confirmidad , según el cual se nos autoriza a llevar instalados muelles deportivos o amortiguadores roscados.

Esto es en la teoría porque en la práctica nadie lo hace por un sencillo motivo, no quieren perder el tiempo emitiendo certificados de algo que ellos no venden.

Os preguntareis ¿por qué necesito que la marca me emita un documento que acredite que esa pieza vale para mi coche si ya la tengo montada? , la respuesta es fácil, porque está montado asi el negocio.

Nos queda la parte sencilla pero menos gustosa: pagar.

2 – Elaborar un proyecto técnico de homologación de suspensión.

Este proyecto no es más que una copia traducida al español de la homologación TUV, la cual está emitida en alemán.

De esta forma ya estamos “homologados” porque hemos pagado por una traducción al español de un documento que en la ITV no entienden pero que es necesario llevar.

Está clara la situación, si no pagas no vas legal , si pagas si.

Es cierto que en algunas ITV aplican un cierto margen de tolerancia por si los muelles de origen han cedido y hay gente  ha pasado con muelles deportivos , pero si no los están metidos en ficha y los amigos de Tráfico quieren sancionar , pueden hacerlo.
En Rodiauto Sport te tramitamos la homologación de suspensión de tu coche.

Homologación de suspensión.

Sólo es necesario que nos aportes una vez montada la suspensión deportiva los siguientes datos:

  • Ficha técnica
  • Permiso de circulación
  • Tuv si lo tiene, sino lo tramitamos nosotros (con otro precio claro, pues hay que hacer el estudio desde el principio)
  • Certificado de montaje de taller
  • Fotografias del vehículo
  • Altura final
  • Marca y modelo del componente instalado

Te aportaremos la siguiente documentación para que acudas a la ITV y modificar la ficha técnica.

  • Proyecto Técnico
  • Certificación Final de Obra
  • Informe de Conformidad
  • Certificado de Taller
  • Documentación Adicional

Si tienes equipado tu vehículo con suspensión deportiva y no lo tienes legalizado, no te arriesgues a tener problemas con el seguro o con Tráfico, nosotros te hacemos todos los trámites a un precio único.

Tramita aquí la Homologación de suspensión.

 

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Compártela !

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS

Last updated by at .

Esta entrada fue publicada en Noticias del motor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.